miércoles, 23 de julio de 2014

nosotros... y ¿POR QUÉ NO OS GUSTO YA?

¡¡Cómo nos gusta a todos el verano!!
Calorcito, ropa bonita y fresca, vacaciones, sol, diversión, ... mosquitos.
 
Vaya. Eso ya no os gusta tanto, ¿eh?
Lo reconozco, a mí tampoco.
Durante toda mi vida he sufrido, como la mayoría de vosotros, auténticas carnicerías en mis piernas, brazos y otras partes de mi cuerpo que no voy a decir aquí. A ver qué os estáis pensando, guarrotes. No lo voy a decir porque esto no es un capítulo de "Érase una vez el cuerpo humano" XD.
 
Recuerdo una ocasión en la que los mosquitos se ensañaron especialmente conmigo.
Yo me encontraba en Oviedo estudiando parte de un máster de la universidad. Me alojaba en una residencia pequeñita y muy cuqui en la que vivíamos mis compañeros de clase y yo. Era como una casita solo para nosotros. O eso es lo que creímos en un principio... porque en realidad, solos, lo que se dice solos, no estábamos. Al menos dos millones de mosquitos campaban también a sus anchas por nuestras habitaciones. Por las noches, antes de acostarnos, nos enfundábamos en nuestro uniforme de la patrulla anti-mosquito (que básicamente consistía en una chancla en cada mano) e intentábamos librarnos de unos cuantos para poder dormir tranquilos y sin sustos.
Lo probamos todo. Incluso nos gastamos ¡20 euracos! (éramos estudiantes, ¿vale?) en un aparato que tras conectarse a un enchufe prometía, no sé muy bien cómo, espantar a todos esos cabrones chupasangre.
Nada sirvió. Yo, que en esa época hacía aún más fotos que ahora (y eso que no había Instagram), no conservo más de diez instantáneas de aquel mes que estuve en Oviedo.
 
Fue tal el hartazgo que se dieron los mosquitos conmigo en Asturias, que desde entonces nunca más han vuelto a picarme. Quizás el cachopo y la sidra inmunizaron mi sangre para siempre. Desconozco qué demonios pasó allí. Pero os juro que así ha sido desde aquel mes.
'Joder, pues qué suerte la tuya' - me diréis.
Eso es lo que yo pensé al principio. Pero después, cuando pasó el tiempo y la cosa seguía igual, empecé a comerme la cabeza con el tema. 
Esto es como con los ligues. Sí, hombre, sí. Cuando un chico al que le gustas mucho deja de ir detrás de ti como un pesao de la noche a la mañana, pues te mosqueas. Lo echas de menos, te pones un poco celosona incluso.
Pues con los mosquitos me sucedió lo mismo.
¿Por qué ya no les gusto? ¿Qué es lo que había en mi sangre que tan locos les volvía y ahora ya no?
Finalmente terminé asumiendo que algo en mí había cambiado. Ya se sabe, el tiempo lo cura todo.
 
Pero...
 
¡¡El día M (de mosquito, claro) ha llegado por fin!!
El domingo pasado, mientras me hacía estas fotos... ¡Síiiiii! ¡¡¡Me picó un mosquito!!!
Madremíadelamorhermoso, ¡qué ilusión! Nunca antes me había dado tanto gustirrinín rascarme la pierna. ¡Mi sangre vuelve a estar bien! ¡Vuelve a ser apetecible para esos malditos bichejos!
Claro, me verían tan dulce con esta faldita rosa y el encaje de la camiseta, que no pudieron resistirse... jiji.
 
 







Falda cuero rosa 34'90 euros
Camiseta blanca con encaje 19'90 euros
Collar cadena 19'90 euros
Anillo 10 euros
Gafas de sol 12 euros
Sandalias AGOTADAS


¡Besos para todos!
Pronto, más y mejor :)

lunes, 21 de julio de 2014

nosotros... y LAS TALLAS EN SOMMES DÉMODÉ!!

¡Bienvenidos a un nuevo post, amigos démodé!
Hace tiempo que os quería hablar aquí en el blog de las tallas que tenemos en nuestra tienda, porque sois muchas las que nos preguntáis en las redes sociales por este tema.

Normalmente las tallas que hay disponibles en Sommes Démodé van de la 36 a la 42 o de la XS a la L.
Ahora bien, depende de la marca y del propio modelo de la prenda, este tallaje puede dar más o menos talla.
Yo siempre os animo a venir a la tienda sea cuál sea vuestro tipo, porque nuestras clientas son muy diferentes entre sí y hay prendas para todas. Si os gusta lo que os enseñamos aquí en el blog o en nuestras redes sociales, seguro que encontráis algo adecuado para vosotras :)

Desde que abrimos la tienda una de las cosas que más me ha sorprendido es cómo actuamos las chicas ante el tema de las tallas. Sabía que muchas de nosotras tenemos complejos y hay veces que ir de tiendas no es algo precisamente divertido. En mi caso, por ejemplo, salir de compras a buscar bikinis y bañadores no es lo que más me gusta en el mundo. Y ojito, que yo estoy muy contenta con mi cuerpo ;) Pero eso no significa que no haya prendas que me sienten como una patada XD
Esto nos pasa a todas. A algunas más que a otras, de acuerdo. Seguro que a Blake Lively todo le queda perfecto, ¡jodía! O vete a saber... ¡quizás su culo no le gusta nada y le hace siempre la vida imposible a su estilista!

Esto es precisamente lo que más me ha sorprendido al ver cómo se comportan nuestras clientas.
A veces las más guapas y con mejor tipo son las que peor se ven ante el espejo.
'Chiquillaaaaa, ¡pero si te queda estupendo!' - les digo yo, con total sinceridad.
Por otra parte, hay chicas con bastante talla que encuentran un montón de cosas que les gustan y se ven súper favorecidas. Y lo están, porque además de guapas, salen con optimismo y con seguridad del probador.

Así que no dejéis de venir a Sommes Démodé por creer que no habrá cosas que os queden bien.
Seguro que algún vestido, camiseta o falda está esperando a irse a casa con vosotras :)
Y además, también tenemos accesorios súper chulos. ¡No me negaréis que las pulseras y los bolsos le valen a todo el mundo! Como los del look de hoy... imposible lucir mal con ellos :)
¿Y qué os parece el vestido? Me resulta muy favorecedor. Es anchito y fresquísimo.















Vestido 34'90 euros
Collar 30 euros
Bolso-libro Persuasión 69'90 euros
Brazalete 10 euros
Sandalias AGOTADAS


¡Besos para todos!
Pronto, más y mejor :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...