París: tres planes para disfrutar con niños.

¿Estás pensando ir a Paris próximamente con tu familia? No te pierdas el post que hemos preparado, ¡estos planes os van a encantar!

Voy a hablaros de nuestro reciente viaje a París. Fuimos hace un par de semanas, en agosto, con nuestro pequeño Jon. Acaba de hacer cuatro años y lo pasamos genial. Estos son los planes que más disfrutamos los tres.

Tanto Josué como yo habíamos visitado París con anterioridad, pero no lo habíamos hecho juntos y mucho menos con nuestro hijo, así que os podréis imaginar las ganas que teníamos de explorar esta ciudad :)

Como anécdota, os contaré que ambos habíamos disfrutado París de la misma manera: de viaje de estudios. Lo habíamos hecho, eso sí, en años diferentes, ya que no tenemos la misma edad ;)

Esto, contado así, no es algo excepcional, ya que París es una de las ciudades que más escogen los jóvenes de Zaragoza, junto a Salou XD, para viajar antes de comenzar la universidad. Lo verdaderamente asombroso es que ¡ambos nos alojamos en el mismo hotel!, un hecho que descubrimos años después mirando fotos antiguas en nuestros álbumes familiares.

¿Que si nos alojamos de nuevo en este hotel para celebrar tan bonita casualidad? Siento decepcionaros: no XD. Ahora buscábamos otro tipo de comodidades y nos decantamos por un hotelito con mucho encanto en el barrio de Montmartre.

Cuando viajamos con Jon siempre intentamos visitar sitios que puedan gustar a un niño de cuatro años pero también a los adultos. Lugares en los que los más pequeños no se cansen demasiado y que ofrezcan varias posibilidades para todos los miembros de la familia. Si nuestro hijo está a gusto y lo pasa bien, nosotros también lo estaremos.

He seleccionado las tres rutas que más nos gustaron, pero en este viaje también visitamos otros lugares de los que no hablaremos en el post. Es el caso, por ejemplo, de la Torre Eiffel (paseamos muy a gusto por sus alrededores, pero decidimos no subir porque iba a resultar muy pesado para Jon) o el Arco del Triunfo (al que sí subimos por tener menos fila y cuyas vistas nos gustaron mucho).

1. Montmartre + Sacre Couer.

Alojarnos en este barrio fue todo un acierto. Todos los días terminábamos la jornada viendo atardecer desde el Sacre Coeur (a los peques les encanta subir en el teleférico o incluso por sus múltiples escalinatas). Después, paseábamos por sus calles y nos sentábamos a cenar en alguna de las terrazas de la Rue des Abbesses. Amèlie era una de mis películas favoritas cuando tenía veintitantos, así que descubrir su barrio fue muy especial para mí. Os recomendamos coger, en la Place du Tertre (la bulliciosa plaza de pintores), el Petit Train de Montmartre. Sobretodo si, como Jon, vuestros hijos son adictos a los trenes.

2. Jardines de Luxemburgo + barrio latino.

Los parques y jardines de París son una auténtica maravilla. Tienen zonas infantiles muy cuidadas y en las que Jon se lo pasó genial. ¿Nuestro favorito? Los jardines de Luxemburgo y su Ludojardin, donde Jon jugó durante horas.

Llegamos a los jardines callejeando desde la place Saint-Michel (visita obligada la mítica librería Shakespeare&Co, donde adquirimos un par de libros). También os recomendamos comer una crèpe en alguna de las creperías de la Rue Mouffetard.

También cogimos un barco en la place Saint-Michel para dar un paseo por el Sena. ¡Nos encantó! Fue algo muy relajante (hay que darle algo de descanso al cuerpo después de callejear durante horas jiji).

3. Centro Pompidou + Le Marais.

Por último, me gustaría recomendaros visitar el Museo Pompidou y sus alrededores. Confieso que siento debilidad por los Museos de Arte Moderno. Me parecen los más amenos y divertidos para visitar con niños. A Jon le gustó mucho el edificio Pompidou, sus escaleras mecánicas y los cuadros más grandes y coloridos. Además, todo el personal del museo trató muy bien a Jon, como si fuera uno más. Os parecerá algo obvio, pero en otras ciudades (en la nuestra, mismamente) no te miran de la misma manera cuando entras a ciertos museos de la mano de un pequeño.

Tras visitar el museo, paseamos por la Rue Rambuteau hasta llegar a la Place des Vosges, donde correteamos un rato y COMO NO, degustamos una crépe en uno de sus famosos cafés jiji. ¡Nos encantó el barrio de Le Marais!

Espero que estos planes os resulten útiles y sobretodo, que os gusten si los lleváis a cabo. Nos encantaría que nos lo contaseis si así es :)

Para terminar el post y ya que esto es una tienda online de ropa jiji, os mostraré los looks que llevé por la capital francesa. Hizo un tiempo estupendo: ni frío ni calor XD, algo que me permitió llevar vestidos y faldas sin medias pero sí con cazadora, una de mis combinaciones favoritas :)

¿Os apetece seguir soñando con viajes?

Hace exactamente un año, escribimos un post igual a este pero proponiéndoos tres planes londinenses. ¡No os lo perdáis!